Policía estatal de Zacatecas hace huelga y exige la destitución de su propio jefe

Debe leer...

La mayoría de la policía estatal de Zacatecas inició este jueves un paro indefinido para exigir la destitución del jefe de policía del estado.

Unos 800 de los 1.000 oficiales dejaron de trabajar para presionar a las autoridades para que destituyeran al exgeneral del ejército Adolfo Marín Marín como ministro de Seguridad Pública de Zacatecas.

La huelga se produce después de que Marín destituyera a siete agentes el miércoles. Al menos cinco de ellos estaban entre un grupo de oficiales que solicitaron a las autoridades mejores condiciones de trabajo en una reunión el 20 de marzo.

Los oficiales convocaron a una reunión con el gobernador David Monreal y dicen que no volverán a trabajar hasta que Marín se haya ido. Dicen temer más despidos injustificados si sigue siendo ministro de Seguridad Pública.

Los huelguistas también exigen la destitución de otros tres altos funcionarios policiales.

La policía se declaró en huelga durante dos días el mes pasado para exigir la remoción de sus cargos del viceministro de Seguridad, José Anciano Medrano, del director de la policía, Israel Reyes García, y de la jefa de división de las fuerzas del estado, Lisbeth Takahashi Castañeda.

Acusan a esos funcionarios, todos los cuales trabajaron anteriormente con la ahora desaparecida Policía Federal, de corrupción. Marín acordó despedir a los funcionarios en la reunión del 20 de marzo, poniendo fin a la huelga del mes pasado. Pero no cumplió: los tres permanecen en sus posiciones, dijeron los policías.

Desde 2020, la policía estatal de Zacatecas se ha dividido en dos grupos, el diario La Jornada informado. Un grupo está compuesto por aproximadamente 800 policías considerados oficiales de carrera de la fuerza del estado de Zacatecas, mientras que el otro grupo está integrado por unos 200 oficiales que se transfirieron a esa fuerza desde la Policía Federal.

Mientras integrantes del antiguo paro grupal, policías municipales, la Guardia Nacional y el Ejército realizan labores de seguridad pública en Zacatecas, un estado de alta violencia donde el Cártel de Jalisco Nueva Generación y el Cártel de Sinaloa libran una guerra territorial.

El periódico el Universal informó en noviembre que ocho municipios de Zacatecas tenían poca o ninguna policía porque los agentes abandonaron sus trabajos debido a los altos niveles de violencia.

Con informes de La Jornada y Milenio

More articles

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimos artículos