El gobierno minimiza la amenaza de omicron a medida que los estados se vuelven amarillos en el mapa COVID

Debe leer...

Si bien los países de todo el mundo imponen nuevas restricciones de viaje a la luz de la aparición de la variante omicron del coronavirus, México actualmente no planea introducir ninguna medida adicional para detener la llegada y propagación de la cepa altamente mutada.

El presidente López Obrador, quien restó importancia a la amenaza del coronavirus al comienzo de la pandemia, dijo el lunes que no había motivo de preocupación por la variante, reportada por primera vez a la Organización Mundial de la Salud (OMS) desde Sudáfrica el miércoles pasado.

Hay poca información sobre la nueva cepa, que no se ha detectado en México, y lo que hay aún no está confirmado, dijo a los periodistas en su conferencia de prensa habitual.

López Obrador dijo que su gobierno no planea imponer nuevas restricciones, sugiriendo que no son obligatorias porque la mayoría de los adultos mexicanos están vacunados.

“Hemos avanzado mucho con la vacunación, todavía estamos vacunando y vamos a incrementarlo”, dijo.

“Mañana informaremos sobre esta variante, pero les diré a todos los mexicanos que estamos monitoreando [information about the strain] y no hay ninguna evidencia de la que nos preocupemos «.

El viceministro de Salud, Hugo López-Gatell, zar del coronavirus de México, dijo el sábado que algunos datos sugieren que la cepa omicron es más transmisible que las variantes anteriores, pero destacó que “no se ha demostrado que sea más virulenta o que evade la respuesta inmune inducida. por las vacunas «.

«Las restricciones de viaje o los cierres de fronteras no son medidas muy útiles», escribió en una publicación de seguimiento en Twitter.

“Afectan la economía y el bienestar de las personas. La información difundida sobre los riesgos de la nueva variante es desproporcionada con respecto a lo que muestra la evidencia científica existente ”, escribió López-Gatell.

A diferencia de muchos otros países, México nunca ha prohibido la entrada de vuelos internacionales al país y no ha impuesto restricciones a los viajeros que llegan. Se ha culpado a la ausencia de restricciones de alimentar los brotes de coronavirus en puntos de acceso turístico como Quintana Roo y Baja California Sur.

Para mitigar el riesgo de que la variante omicron se afiance, expertos en salud consultados por el diario el Universal abogó por una serie de medidas, incluida la realización de pruebas a los viajeros entrantes y la limitación de la entrada a personas completamente vacunadas.

Alejandro Macías, médico de enfermedades infecciosas y miembro de la comisión de coronavirus de la Universidad Nacional Autónoma, dijo que también es importante transmitir el mensaje de que la pandemia no ha terminado.

«Debemos [continue] promover el uso de mascarillas, evitar aglomeraciones de personas, trabajar desde casa si se puede, ventilar los espacios cerrados y lo más importante vacunarse ”, dijo.

Xavier Tello, analista de políticas de salud que pronosticó recientemente que una cuarta ola de la pandemia comenzaría a fines de 2021 o principios de 2022, y Andreu Comas, virólogo e investigador de la Universidad Autónoma de San Luis Potosí, coincidieron en que el gobierno federal debería hacerlo de inmediato. Ofrezca vacunas de refuerzo a los trabajadores de la salud y a los ancianos. Además, instaron al gobierno a acelerar el despliegue de vacunas a menores.

El gobierno anunció hace dos semanas que ofrecería vacunas a jóvenes de 15 a 17 años, mientras que López Obrador dijo la semana pasada que las autoridades de salud considerarán la posibilidad de poner terceras vacunas de refuerzo disponibles para algunos sectores de la población, incluidas las personas mayores. Pero el gobierno no ha anunciado ningún plan para vacunar a los niños menores de 15 años, lo que Tello cree que es un error.

“Tenemos que empezar a vacunar a los adolescentes e incluso a los niños pequeños, como lo están haciendo en Estados Unidos y Europa”, dijo.

Con respecto a su mensaje sobre la pandemia, Tello denunció que el gobierno es culpable de «comportamiento terriblemente irresponsable», afirmando que ha buscado «crear un ambiente que no existe» a través de su mapa de semáforo de coronavirus, en el que 27 de 32 Los estados actualmente están pintados de verde de bajo riesgo.

“Tener un país pintado de verde es decirle a la gente que se reúna, haga fiestas, vaya al zócalo”, Dijo, aparentemente refiriéndose en última instancia al mitin que López Obrador realizará en la plaza central de la Ciudad de México el miércoles para celebrar el tercer aniversario de su gobierno.

Tanto Tello como Comas pronosticaron que el número de casos y las hospitalizaciones aumentarán con la inevitable llegada de la variante omicron, aunque este último dijo que el impacto probablemente no será tan severo como el del invierno pasado, cuando la segunda ola de la pandemia alcanzó su punto máximo y la gran mayoría de los mexicanos aún no se habían vacunado.

Los tres expertos que hablaron con el Universal Estuvo de acuerdo en que la información sobre omicron es limitada, pero expresó su preocupación de que pudiera reemplazar a la delta, que impulsó una gran tercera ola en México, como la cepa más dominante. También dijeron que se desconoce la efectividad de las vacunas COVID-19 existentes contra la nueva variante.

“… Esta variante parece peligrosa no por la cantidad de mutaciones que tiene, sino porque es capaz de reemplazar la variante delta”, dijo Macías.

“Hasta ahora ninguna variante había sido capaz de eso; la implicación … es que [the coronavirus] Podría volver a ingresar a países que ya estaban castigados por la variante delta, como México ”, dijo.

La OMS dijo el domingo que la variante omicron presenta un riesgo global «muy alto» debido a la posibilidad de que se propague más fácilmente que otras cepas y podría ser resistente a las vacunas y la inmunidad natural.

Mientras tanto, México está comenzando la nueva semana laboral con todos los estados, excepto cinco, pintados de verde en el mapa de semáforos. Los estados del norte de Baja California, Baja California Sur, Sonora, Chihuahua y Coahuila son todos de color amarillo de riesgo medio en el nuevo mapa, que fue publicado por el Ministerio de Salud el viernes pasado y permanecerá vigente hasta el 12 de diciembre.

El nivel de riesgo se redujo de naranja de alto riesgo en Baja California y aumentó de verde en los otros cuatro estados.

Baja California ocupa el primer lugar entre los 32 estados de casos activos per cápita con casi 90 por cada 100.000 habitantes, según datos del Ministerio de Salud publicados el domingo. Sonora, Baja California Sur, Coahuila y Chihuahua ocupan el segundo al quinto lugar, respectivamente.

Los casos activos estimados en México suman un poco más de 22,000, incluidos más de 3,000 en Baja California y Ciudad de México. El recuento nacional acumulado actualmente es de 3,88 millones, mientras que el número oficial de muertos por COVID-19 es de 293,897.

Más de 76.6 millones de mexicanos, aproximadamente el 60% de la población total, están vacunados y aproximadamente el 85% de ese número está completamente vacunado, según muestran los datos más recientes.

Con reportes de Milenio y El Universal

More articles

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimos artículos